•  ventas@rapidemailplus.com
  •  (57-1) 720 0227
  •  315 6157175
  • Bogotá

LEY CAN-SPAM


La ley CAN-SPAM, una ley que establece las reglas para el correo electrónico comercial, define los requisitos para mensajes comerciales, da a los destinatarios el derecho a pedir que se les deje de enviar este tipo de información y detalla fuertes sanciones por su violación.

A pesar de su nombre, la ley CAN-SPAM no se aplica sólo para correo electrónico masivo. Cubre todos los mensajes comerciales, que la ley define como “cualquier mensaje de correo electrónico cuyo propósito principal es el anuncio comercial o promoción de un producto o servicio”, incluido el correo electrónico que promueve el contenido de sitios web comerciales. La ley no hace ninguna excepción para el correo electrónico de negocio a negocio. Eso significa que aplica para todo el correo electrónico, por ejemplo, un mensaje a los antiguos clientes anunciando una nueva línea de productos, debe cumplir con la ley.

Cada correo electrónico que incurra en violaciones de la ley CAN-SPAM está sujeto a sanciones de hasta 16.000 dólares, por lo que su incumplimiento puede llegar a ser supremamente costoso. Sin embargo, cumplir la ley no es complicado. A continuación un resumen de los principales requisitos de CAN-SPAM.

1. No utilice información de encabezado falsa o engañosa. Incluya “De”, “Para”, “Responder a”, y la información de enrutamiento – incluyendo el nombre de dominio de origen y la dirección de correo electrónico, la información debe ser precisa e identificar la persona o empresa que generó el mensaje.

2. No utilice asuntos engañosos. La línea de asunto debe reflejar con precisión el contenido del mensaje.

3. Identificar el mensaje como un anuncio. La ley brinda mucha libertad en la forma de hacerlo, pero se debe informar y destacar claramente que el mensaje es un anuncio comercial.

4. Informe a los destinatarios su ubicación. Los mensajes deben incluir idealmente su dirección física, aun cuando también aplica un apartado aéreo o un buzón de correo físico privado.

5. Informe a los destinatarios cómo dejar de recibir sus correo en el futuro. Su mensaje debe incluir una explicación clara y visible de cómo el destinatario puede optar por no recibir sus correos electrónicos. Brindar una dirección de correo electrónico de fácil respuesta u otra manera a través de Internet para permitir que la gente le informe su deseo de no recibir sus mensajes.

6. Respetar y aceptar las solicitudes de no envío de mensajes adecuadamente. Cualquier mecanismo de “opt-out” que se ofrezca debe permitir recibir las solicitudes de no recepción de mensajes en un máximo de 30 días después de haber enviado el mensaje comercial. La solicitud de exclusión del destinatario se debe cumplir dentro de los 10 días hábiles siguientes a su recepción. No se deben cobrar cargos o requerir ninguna información de identificación personal más allá de una dirección de correo electrónico, o hacer que el receptor adopte cualquier otra medida distinta al envío de un correo electrónico de respuesta o visitar una única página en un sitio web como una condición para cumplir una solicitud de exclusión. Una vez el usuario ha informado que no desea recibir más mensajes, no se debe vender o transferir su direcciones de correo electrónico, incluso en la forma de una lista de correo. La única excepción para transferir direcciones de correo es que se haya contratado a una empresa u organización para ayudarle a cumplir con la ley CAN-SPAM.

7. Controle estrictamente lo que terceros están haciendo en su nombre. La ley deja claro que incluso si usted contrata a otra compañía para manejar su marketing por correo electrónico, no se puede excluir su responsabilidad legal de cumplir con la ley. Tanto la empresa cuyo producto es promovido en el mensaje y la empresa que genera el mensaje puede ser considerado legalmente responsables.

Para mayor información visite: http://business.ftc.gov/documents/bus61-can-spam-act-compliance-guide-business (inglés).

Expanda más su Negocio al Mejor Precio